19 de octubre de 2012

Fantasma del tiempo


Fantasma emergido de la espuma del tiempo,
aparición con sorprendente hedor a rancio.
Perdida la calidez y el buen juicio de antaño
agita el espantajo del sarcasmo zafio.
Aún recuerdo aquel trato sensible y elegante
reducido hoy a un penoso arrastrar de pies enlodados.
Izado del fondo como un pecio antiquísimo,
retorna con el cascarón hueco
incrustado de parásitos negros.
Vuelvo la cara, no soporto el fétido hálito.
Regresa a la fría fosa del olvido.



(La foto pertenece a este sitio)

12 comentarios:

  1. Impresionante lo que un maestro escribe a partir de una foto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, maño. En realidad la foto la he buscado para ilustrar el texto. Es una poema que solo lo entenderá la persona a la que va dirigido.

      Eliminar
    2. La hostia, qué duro.

      Eliminar
    3. No sé si me habré pasado, pero es como lo siento. Ante todo una inmensa decepción.

      Eliminar
  2. Menos mal que no he sido yo el primero que ha dicho que es un poema. Satírico, además, por lo que se puede colegir

    Buenas imágenes, especialmente la del pecio.

    ¿Alguna vieja gloria que te ha defraudado?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, vecino. Nadie puede saber a qué se refiere el poema, es natural. Se trata de alguien que ha reaparecido después de muchísimos años con una cara diametralmente opuesta a la que tenía entonces. Una decepción infinita.

      Eliminar
  3. Me aventuro a hacer un comentario a pesar de saber que me equivoco. Pero el arte, ya se sabe, es percepción del que lo mira, más que del autor.
    Aquello, liviano, que quedó preso en la memoria, resurge apestando, produciendo esa sensación de asco y putrefacción que tan bien refleja el poema.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Huifang12, como le exlicó a Juan Carlos, se trata de alguien que "vibraba" en mi misma onda hace varias décadas y que ahora reaparece con una cara diameralmente opuesta. Y lo de "diametralmente opuesta" no es una imagen.

      Eliminar
  4. ¡¡Peaso de Góngora!!...Quevedo debe estar tragando bilis por un tubo (nasogástrico?...anal?)!!

    ResponderEliminar
  5. Jajaja, Atila, más quisiera yo hacer siquiera versos pasables. Pero gracias de todos modos.

    ResponderEliminar

CINCO PUÑALADAS Y UN DISPARO

¡Zas! ¡Zas! ¡Zas! ¡Zas! ¡Bang! ¡Zas! Expiró aferrado al policía, pensando en sus hijas. No pudo soportar que lo multara por...